Marzo

No iba a dejar terminar este mes sin actualizar al menos una vez.

Hace un año que empecé a trabajar. Sí, por fin, como técnico de sistemas Linux. Ese miedo a lo desconocido, el temor a no saber si te vas a poder enfrentarte a las cosas… tonterías. Se puede con esto y con más. Me quejaba de las horribles aplicaciones que tenía que usar, y la cosa no ha cambiado. Te haces a ellas, pero sigue siendo igual. Al final te acabas buscando la vida para hacer el turno llevadero y que el software sea el menor de tus incordios.

Lo peor de todo no son las aplicaciones, ni si quiera las incidencias, ni los lusers. Lo peor es la burocracia que hay por medio. La burocracia y el sacar los cuartos. Me explico: eres técnico de algo, sabes solucionar en mayor o menor medida las cosas pero no puedes hacer nada. ¿Por qué? Porque en la cadena de mando tienes encima a un batallón de gestores de todo tipo. Gente que seguramente no tengan ni idea de cómo funcionan las cosas están decidiendo qué se puede hacer y que no. Pero no es de extrañar, pasa en todos los lados. Trajeados que deciden en función de los beneficios que pueda traer a la empresa. ¿Que una aplicación dejaría de fallar todos los días si hicieramos cuatro cambios? Sí, sería lo suyo, pero no, mejor le metemos más ram y así sacamos más dinero del alquiler.

Al principio te frustra ver que las cosas no se hacen como se deberían. Además de por temas de rendimiento, por estabilidad y seguridad. Pero luego te lo tomas como una anécdota más, algo que recordar en el libro propio de chapuzas y otras malas prácticas. Casi he aprendido más de qué no hay que hacer que de qué hay que hacer.

Creo que no me queda mucho tiempo en este sitio. No por un motivo en concreto, pero va siendo hora de cambiar de lugar. Cierto que me quedaría mucho que aprender aquí, pero puede que no se de el caso. Y ya se sabe, de vez en cuando aparece una de esas señales que te indican que hay que buscar un nuevo sitio.

Para terminar, la lista de software que me hace un poco más llevadero el día a día:

  • Debian Squeeze como sistema operativo.
  • Kernel 2.6.32
  • XFCE 4.8 como entorno de escritorio.
  • Iceweasel como navegador principal, y Chromium como secundario.
  • Pidgin para la mensajería interna.
  • Terminator como consola.
  • Remmina para gestionar las máquinas remotas de Windows (que tenemos que usar de vez en cuando…).
  • LibreOffice para ofimática, claro.
  • Workrave para monitorizar el tiempo y sacar estadísticas chorras (y gracias al compañero que me lo enseñó!).

Y todo esto en un entorno 100% libre. Para ponernos un poco talibanes:

root@temporal:~# vrms

No non-free or contrib packages installed on temporal! rms would be proud.

Deja un comentario